sábado, 24 de junio de 2017

Andres Felipe Arias, El Robin Hood que hace socialismo a la inversa


Andrés Felipe Arias, el Ministro de agricultura estrella, en el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez, hoy está libre y gozando en su casa en Estados Unidos: la fianza que pago $320.000.000 millones de pesos, los recaudo a través de la plataforma de internet llamada Go Found me (ven a financiarme), plataforma donde cualquier persona puede abrir una cuenta y empezar a recaudar dinero para una causa justa y noble.

Al parecer quienes más han aportado dinero ha sido el grupo ‘Anonymous’, jajajajjajajajaa. Increíble, anonymous aportando a esta causa noble y justa.

Al ver la página aparecen los aportes: (Ver gráfico)

Bueno el hecho es que los amigos del Exministro de agricultura Colombiano lograron recaudar, sin ayuda del Centro Democrático y si con la ayuda del grupo ‘Anonymous’: $320.000.000 millones de pesos para pagar la fianza y quedar libre. Pero veamos una, solo una causa, un argumento del por qué Andrés Felipe Arias, debe si es posible, bueno solo si es posible, digo, pues en este mundo todo es posible y ya nada sorprende y la verdad en el mundo la Justicia social, no existe.

Andrés Felipe Arias debería pagar en Colombia los 17 años de prisión a que fue condenado por la justicia Colombiana. Por la siguiente situación:

Según el Censo Agropecuario realizado en el año 2015 se encontró que, “en 2014, el 20 por ciento de la población entre los 5 y 16 años no asistía a ninguna institución educativa. También se observó que el 72,6 por ciento de los jóvenes entre 17 y 24 años no tenía acceso a la educación y que el 11,5 por ciento de la población campesina mayor de 15 años no sabe leer ni escribir.

El 83 por ciento de los productores declaró no contar con maquinaria y un porcentaje igual dijo no disponer de infraestructura agropecuaria. Igualmente, se evidenció la baja solicitud de créditos y la poca asistencia técnica para las actividades agropecuarias. El 90 por ciento de los productores afirmó no recibir ninguna. .”Tomado de Revista Semana disponible en: http://www.semana.com/…/campo-colombiano-en-la-pob…/438618-3

Precisamente, por eso. Por ser un campo abandonado este uribillo debería pagar su condena en Colombia, para que cada vez que oiga noticias del campo colombiano, sepa de la deuda social y moral que tiene para con los campesinos colombianos.

Pero retomemos el tema: para ajustar la brecha de pobreza que desde siempre ha vivido el campo colombiano y que según cifras del DANE para el año 2012 la pobreza en el sector rural era del 46,8 por ciento, frente al 28,4 por ciento del área urbana. Es decir, el campo colombiano parece un escenario de la edad media y requería de un Robin Hood, para que la escena fuera completa y digna del cine de Hollywood.

Precisamente por eso, por ser un campo abandonado, por eso, en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez se nombra a Andrés Felipe Arias Ministro de Agricultura porque la característica social, económica y política del agro en Colombia requería de este talentoso Ministro y Robin Hood de la Edad Media.

Ministro estrella de agricultura y Robin Hood. Lo que viene es cinematográfico: 

Como decía, con la ayuda del grupo ‘Anonymous’, no del Centro democrático (Para los que sufren de alzhéimer $1.300 millones de pesos, se recaudaron para la campaña por el No en el plebiscito, por el Centro Democrático) Hoy, el apoyo financiero es para Robin Hood, este uribillo, que ajusta la brecha entre campesinos pobres y empresarios ricos y la ajusta de ¡qué manera ¡como solo alguien con filosofía e ideología y una brillante formación académica puede hacerlo. Faltaba más: “45 empresarios agrícolas que habían realizado aportes a la campaña presidencial que llevó a Álvaro Uribe Vélez a la Presidencia en el 2002 y que posteriormente resultaron favorecidos con subsidios de riego y drenaje y con créditos blandos para sus proyectos agroindustriales.

Los 45 aportantes cuyas contribuciones a la campaña de Uribe en el 2002 sumaron $600 millones, multiplicaron su inversión logrando con el subsidio una alarmante tasa de retorno hasta del 25.410%, cómo es el caso del empresario Luis Carlos Sarmiento Angulo que a través de las empresas Unipalma S.A.; Pizano S.A. y Organización Pajonales, le entregó $50 millones a la campaña presidencial y a la postre resultó beneficiado con subsidios de riego y drenaje por más de $12 mil millones de pesos.” Si quiere ver el listado de aportantes y favorecidos vea :Tomado de sitio Las Dos Orillas disponible en http://www.las2orillas.co/los-subsidios-de-agro-ingreso-se…/

¡Claro¡ esto no es más que una casualidad, lejos de las mentes de este Robin Hood y del Colombiano del año, gente de la más pura estirpe colombiana. Hacer tan bondadosa entrega tomando el dinero de todos los pobres colombianos para dárselo a los ricos.

Lo que este Robin Hood hizo no fue más que ‘ajustar’, parafraseando al profesor ‘Súper O’: subir un ‘poquitico’ los índices de desigualdad en Colombia.

La lenta justicia colombiana se pronunció contra este ‘pobre Robin Hood’ un jueves 17 de Julio de 2014, en ese momento indico: Condénese al señor Andrés Felipe Arias, a 17 años de prisión y multa de 30.800 millones de pesos por los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales.

Y ¿adivinen que paso?

Desde ese jueves 17 de Julio de 2014, Robin Hood, es prófugo de la justicia, la injusta justicia de la Edad Media. Ni tan siquiera se presentó con su abogado para oír la sentencia, ni tan siquiera se presentó.

Pero a muchos campesinos que han perdido sus cosechas, nadie los indemniza ni pueden abrir una cuenta en la plataforma Go Found me (ven a financiarme), ni tan siquiera para tener acceso a la educación o una ranchito digno en el campo para criar a sus hijos. Y si los bancos les quitan sus tierras, ellos, -los campesinos-deben presentarse ante los jueces, pues no les alcanza para viajar a Miami a pedir asilo,con la excusa de ser perseguidos políticos.

Pero ¿adivinen que dijo el expresidente Álvaro Uribe Vélez?, al enterarse de la condena a 17 de años de prisión: "Nos duele profundamente la injusta condena al exministro Andrés Felipe Arias, antecedida y rodeada de una serie de elementos que configuran una clara persecución política, de la cual es víctima" Tomado Diario El Tiempo http://www.eltiempo.com/…/condena-a-andres-felipe-…/14260975

Y hoy cuando se ha conocido la noticia de la ‘justa’ libertad de este mecenas de los ricos, este Robin Hood, dicen los medios que un anciano con 200 escoltas estaba sentado en un banquillo, y sus ojos brillaban cuando escucho que al Ministro le daban libertad condicional, al Ministro, al Robin Hood, que subió un ‘poquito la brecha de desigualdad’ entre campesinos pobres y empresarios ricos.

Dicen los medios que este pobre anciano camino con serenidad hacia la puerta y esbozo una leve sonrisa frente a las escaleras del tribunal. Otros dicen, que les recordó una escena de la película el Padrino, la verdad es que he buscado en las tres películas del Padrino I, II y III y no logro encontrar la escena entre tantos muertos, tantas intrigas, tantas traiciones, tanta sangre, tantas escenas violentas y tanta historia que cuenta esa película que la verdad no encuentro símil o comparación de nuestro honorable Expresidente Álvaro Uribe Vélez, este Robin Hood y alguna escena de la Película el Padrino.

Por favor, señores periodistas, sean serios: hablemos de la selección Colombia pero no vengan con difamaciones o símiles de películas y menos comparaciones con Robin Hood que hacen socialismo a la inversa.

O sino ¿Por qué? El grupo ‘Anonymous’ está ayudando a este paladín de la justicia social, ¿por qué a ver? ¿Por qué ?

jueves, 2 de marzo de 2017

La novela made in China


A los colombianos nos gusta hacernos los mártires y hacemos de ello una novela. Hasta cuándo aceptaremos que vivimos en una sociedad de picaros y bandidos, donde el principio de la buena fe no existe.

El otro, es un bandido hasta que demuestre lo contrario, el bolso hay que llevarlo en la calle apretado entre las manos, para que no nos lo rapen, para arrendar un inmueble piden hasta el ADN a quien lo va a tomar en arriendo, las mejores bandas de ladrones de joyerías en España, son integradas por colombianos, en el exterior entre colombianos se miran de soslayo y con desconfianza ¿por qué sera? y ahora vamos a decirle al mundo que somos las hermanitas de la caridad y que China es deplorable.

El indicador social más contundente es ver en la calle la broma que se hacen entre amigos al acercarse con sigilo e intentar raparle el celular o meterle la mano al bolsillo, o intentar quitarle el bolso para asustarlo y luego reír. Así de acostumbradas y familiarizadas están las mentes de los colombianos a la cultura inseguridad y robo que nos rodea, que intentar 'robar' a un conocido en la calle es tomado como broma y hace parte de nuestra cultura.

El chiste dramatizado- en programas de humor-  del gringo que en la plaza de Bolívar, de Bogotá, le pide al primero que pasa, le tome una fotografía, para acto seguido, ver como se da a la fuga el fotógrafo con la cámara en la mano. Nos da risa y pensamos, que bobo, como se le ocurre darle a un desconocido una cámara para tomarse una foto, eso le pasa por bobo. Estar de turista en otra ciudad y darle la cámara a otro, para que le toma una fotografía, eso no lo hará un colombiano jamas ni en Colombia, ni en ningún lugar del mundo.

No existe confianza en el otro, no hay principio de la buena fé. Porque vivimos, desafortunadamente, en una sociedad de avivatos, picaros y ladrones.

¿Se puede mejorar?, claro, el cambio empieza por ti, por mi. Por respetar y no seguir creyendo que nada tiene dueño y que no existen normas y leyes de comportamiento.En una fiesta vemos una mujer linda y hay que caerle. No, ella debe estar allí porque ha venido con alguien. En la calle una billetera con los documentos de alguien, claro que debe tener dueño, devuélvela, un celular que encontramos en la silla de la buseta o taxi, claro que debe tener dueño, devuélvela, hay que quitarle la mujer al otro, por dormido, claro que no porque ya tiene un compromiso.

Hay que meterse en negocios torcidos, claro que no, porque tarde o temprano la pagaras. Mi abuelo decía, que la plata mal habida viene y se lleva la plata que ganamos con esfuerzo, con tesón.

Si te metes a traqueto tarde o temprano, no solo perderás el dinero sino la vida. O es que no aprendimos la lección de los años 80 o preguntemos a los mexicanos o al 'Chapo Guzman', si delinquir paga.

Por favor, no le pregunten al canal Caracol porque van hacer una novela titulada: made in China: malvada sociedad China. De hecho, duele decirlo, el caso del colombiano condenado a muerte, por narcotráfico en China, cubrió el alza de la gasolina.

En tanto usted y yo nos rasgábamos las vestiduras por la 'injusta ley china' la justa ley social del estado colombiano subió el precio de la gasolina. Despierten, Colombia se mueve por tierra y si sube la gasolina sube el flete de carga de los alimentos que nos llegan.


Y si quieren saber porque los Chinos no quieren saber nada de drogas y opio, lean historia, lean la Guerra del opio y notaran las funestas consecuencias para las sociedades involucradas en esa guerra, y por si acaso, una de esas sociedades empieza por CH.

Luego de leer la guerra del opio. Disfruten un buen café Colombiano en Juan Valdez, porque claro, no todo es malo en Colombia. El sabor de nuestro café vendido en las madrugadas en puestos y chazas de ciudades y pueblos, permite saborear el nuevo tema noticioso del día en Colombia.

A propósito de santos, mártires, alter egos de expresidentes furibundos y perseguidos políticos asilados en el extranjero porque nuestras leyes son muy, muy, muy 'duras' ¿qué habrá pasado con el protagonista de la novela Agro Ingreso seguro?.

La fotografía de este texto fue tomada de: https://www.publimetro.co/co/colombia/2017/02/27/ejecucion-colombiano-china.html

lunes, 27 de febrero de 2017

De periodismo y otros demonios- perdón- otros eslogan


¿Día del periodista en Colombia? Lejos de la verdad. Si, así ha estado el periodismo en Colombia. ¿Periodista Julio Sánchez Cristo, Claudia Gurissati, Vicky Dávila, Diana Calderón, Néstor Morales? Por favor, apaguen y vámonos. 

Si por casualidad de la vida, este intento de escritura lo está leyendo un estudiante de periodismo, por favor, ni se le ocurra pensar que uno de los anteriores ‘periodistas’ puede ser su ídolo y ejemplo a seguir.

¿Por qué? Porque el periodismo en Colombia es directamente proporcional a los dueños de los grandes emporios económicos, veamos:

RCN es Ardilla Lulle
Caracol Televisión es Alejandro Santo Domingo Ávila
Caracol Radio era Julio Mario Santo Domingo, ahora es del grupo PRISSA, español.

Dos ejemplos, dos medios de comunicación que desde siempre han gobernado el oído y la vista de los colombianos. Dos medios sin independencia, sin autonomía periodística, pues los dueños son los ‘cacaos’ empresariales del país, si, los mismos que dan dinero a las campañas presidenciales, correcto, esos. Así que ya imaginaran la agenda noticiosa y periodística e imaginen las tendencias políticas en la agenda. Entonces ¿Cuál periodismo independiente? ¿Cuál?.

Termines la regla de tres simple:

Decíamos que el periodismo es directamente proporcional a sus dueños y creados a su imagen y semejanza, Veamos los Eslogan de presentación de estos medios: Julio Sánchez Cristo es la W
Vicy Davila está en la W 
Diana Calderón es Hora 20 
Claudia Gurissati es o era la Noche y ahora es RCN
Nestor Morales es la Blue, Blue radio. 

En este preciso momento que escribo, sintonice Hora 20 con Diana Calderón, el debate es una plaza de mercado donde todos hablan al tiempo, todos dan su punto de vista al unísono, no hay orden, un programa de radio para oyentes de ‘Colombia es pasión’, perdón, ‘Colombia es confusión.
‘Julito’ le dicen a Julio Sánchez Cristo, los políticos señalados de algún acto de corrupción, ‘Julito’. Apaguen y vámonos.

De Vicky Dávila, no hablemos, decir Vicky Dávila y pésimo periodismo es un Pleonasmo.
Claudia Gurissati, decir Uribismo y Claudia Gurissatti es otro pleonasmo, este más peligroso que decir Pésimo periodismo.

Néstor Morales es un ‘lindo’ y paremos ahí.
Periodistas los de provincia, los que ganan miserias y arriesgan su vida. Periodista: Jaime Garzón, Guillermo Cano, German Castro Caycedo, Hollam Morris, y claro que deben haber muchos más en Colombia.

Se han preguntado quienes han destapado las ollas podridas de la política últimamente, averigüen. No han sido periodistas.

Ahora sí. ¡¡¡¡Feliz día del periodista ¡¡¡¡¡¡

viernes, 2 de septiembre de 2016

El karina


Asombra la facilidad conque un grupo guerrillero secuestra un avión en Colombia para recoger armas en el departamento de la Guajira y llevarlas al Caquetá. 

Asombra como un barco cargado con armas hace la ruta desde Alemania llegando al canal de Panamá, luego hasta Punta Charambirá, cerca al puerto de Buenaventura en el Pacifico colombiano y una vez allí, al no lograr hacer la entrega de las armas decide devolverse a Panamá.

Asombra como en una pista de aterrizaje en la Guajira entraban y salían cargamentos de droga y contrabando con toda la infraestructura de carga, descarga, tanqueo de combustible y transporte, al mejor estilo de un aeropuerto internacional.

“Allí encontramos una pista inmensa. La medimos con el auto y vimos que tenía 2800 metros de longitud y un par de zonas de seguridad muy amplias en cada una de la cabecera. El piso era consistente, bien afirmado  y la orientación perfecta de acuerdo con los vientos del lugar. Pero posiblemente lo mejor de todo era su cercanía con la playa, que calculamos en 200 metros y frente a ella, un faro oficial que serviría de guía a cualquier embarcación.(” Castro Caicedo, Germán Pág 116)

No asombra que para el año de 1981 Colombia fuera el paraíso de la ilegalidad. No asombra, porque es la década en que surgen, nacen y se solidifican los emporios traquetos que inyectan miles de millones de dólares a la economía Colombiana. 

“Apenas tocamos tierra vimos varias personas alineadas frente a un pequeño rancho. Eran representantes de todos los organismos de seguridad del país…se me acercó uno muy amabilísimo y me dijo tranquilo, hermano que ya estamos arreglados. Desembarque lo que quiera que nosotros somos ciegos…” (Castro Caycedo, Germán. Pág. 36)

Estas ‘ganancias’ del negocio que más dividendos da en el mundo, la droga, le permite al país, 13 años más tarde, en 1994, burlarse de las crisis económicas que están viviendo países de América Latina: efecto Tequila, efecto Samba y efecto Tango.

Mientras mexicanos, brasileños y argentinos se hundían en la pobreza. Colombia era un carnaval, los pueblos y regiones donde hacia presencia la danza de los millones del contrabando y el negocio de la droga vivían de fiesta eterna.

La crónica es el género literario que impide que los acontecimientos noticiosos se difuminen y olviden en el tiempo. La crónica da voz y rostro a los protagonistas para garantizar la perdurabilidad de esos acontecimientos.

Los nombres de los militantes del M-19 junto con su comandante Jaime Bateman Cayón  (Pablo), tienen rostro, y Caycedo recrea momento a momento los hechos narrados por los protagonistas: Fernando Erazo (Salvador), Héctor Gonzales, Jairo Rubio, Tiberio Montero (Yeyo), Fulgencio Cuadrado (Encho), Lindenberg, Luis, Carmen y otros que  narran las vicisitudes de la operación de compra de armas del M-19 y los acontecimientos que desencadeno traerlas a Colombia.

La crónica inicia en Alemania punto de contacto, compra y embarque  de las armas en el Karina que debe hacer su recorrido por África hasta llegar a Panamá.

Un comando del M-19 decide realizar una operación sacada del realismo mágico, ese mismo realismo donde unos soldados en las selvas de Colombia, se encuentran una caleta llena de dólares, ese realismo mágico colombiano que hace que la realidad supere la ficción.

Son inexpertos, jamás han tripulado un barco. La operación que debía durar dos meses, inicia en agosto de 1981 y termina 3 meses después.

Ciudad de Panamá es el epicentro de más de la mitad de la narración, pues el Karina, permanece aproximadamente 2 meses anclado en una isla cercana al Canal de Panamá, cargado con fusiles, granadas y munición. ¿El motivo? al M-19 se le acabó el dinero para pagar y proseguir la operación de desembarque de las armas en la costa colombiana.

El 14 de noviembre de 1981, la Armada Nacional, luego de una larga noche de cruce de disparos
entre el Karina y el ARC Sebastián de Belalcázar, logra hundir el Karina.

No todas las armas se hunden con el Karina, 90 cajas con armas fueron sacadas del barco y desembarcadas en la Guajira. Allí recogidas por un avión de Aero Pesca.

El secuestro del avión de Aero Pesca llevado desde Bogotá hasta la Guajira, matiza la crónica con acciones grabadas en la memoria del lector con tinta, mejor, palabras indelebles.

“Cuando llegó a la cabecera opuesta sin poder superar aún la última barrera, me pareció que el avión batió las alas, metió ligeramente la cabeza contra el pecho, tomó el último aliento y, cooooño. Salió lamiendo las copas de los árboles que estuvieron a punto de destrozarlo” (Castro Caicedo, Germán. Pág 219)

El recorrido que hace el avión desde Dibulla en la Guajira hasta caer en el río Orteguaza en el Caquetá, es un relato magistral.

Ahora que el conflicto armado colombiano ha terminado, leer el Karina es leer parte de la historia de ese conflicto del que muchos tan solo conocen la versión oficial.

Título: El Karina
Autor: German Castro Caycedo
Editorial: Planeta
Páginas: 342

martes, 2 de agosto de 2016

El anatomista


La novela es narrada con un estilo sencillo, tiene escenas presentadas como si fueran anécdotas que le pasan al protagonista. Al lector no le queda más que esperar hasta el final de cada escena para concluir si reír, admirarse o lamentar lo sucedido.

Mateo Colón, anatomista. Vive en la Venecia del renacimiento y descubrirá en el siglo XVI lo que hasta nuestros días todavía se considera tabú: el clítoris femenino.

La poderosa inquisición, Ojo del creador, dispuesta a mandar a la hoguera a profanadores de tumbas, brujas y hechiceras serán un reto a vencer por parte de nuestro héroe para diseccionar cadáveres en secreto, descubrir ¿dónde se encuentra ese artilugio capaz de doblegar la voluntad femenina para amar?.

El clítoris es el único órgano humano con un único propósito: dar placer. Nuestro anatomista tendrá en sus manos, mejor, en sus dedos, un descubrimiento secreto y cuya fama como médico lo llevara a prolongar la vida del moribundo Papa Alejandro Farnesio (Paulo III). 

Como científico, Mateo Colón, desea publicar su descubrimiento en un libro para dar a conocer su 'amor veneris'. La intención lo llevara a afrontar un proceso inquisitorio.

Mateo Colón se enamora de Mona Sofía, prostituta veneciana y quien lo hará emprender un largo y pasional camino por conquistar su amor. En su recorrido el escritor argentino, Federico Andahazi, autor del anatomista nos revelara pormenores acerca de los talentos que se enseñaban a las prostitutas y debían cultivar para, con ese talento, volver vigoroso hasta el anciano más desahuciado.

Inés de Torremolinos, es otro personaje en torno del cual girara la vida de Mateo Colón y con quien evidenciara que su descubrimiento es preciso, certero y excitante.

Federico Andahazi presenta aspectos sociales y culturales de la ciudad de Venecia en el renacimiento. Ciudad encantadora por sus leyendas, fabulas, misticismo y aspectos de encanto mágico de plantas medicinales, a las cuales se les atribuyenron poderes de amor y desamor. 

Venecia encantadora y terrorífica por ser bastión de la Iglesia Católica como rectora de temas de ciencia y conocimiento.

El desenlace de la vida y obra de Mateo Colón y su ‘amor Veneris’ como llamo a su descubrimiento, serán sin lugar a duda otra escena anecdótica e irónica como la vida misma.

El anatomista se disfruta y se imagina página a página.

Título: El anatomista
Autor: Federico Andahazi
Editorial: Destino
Páginas: 233

jueves, 21 de julio de 2016

Desgracia


John Maxwell Coetzee, mejor conocido como J.M Coetzee, Nobel suráfricano del año 2003.


Desgracia, la novela de J.M Coetzee se desarrolla en suráfrica, en ese eco lejano, distante. Pero ¿qué tan distante quedará el continente africano una vez termine de leer la novela? Tal vez, algunos de los hechos  narrados habitan más cerca de lo que imaginamos, sobre todo para los habitantes de los países llamados tercermundistas o para quienes habitan la periferia de las grandes ciudades del primer mundo.


En la contraportada de la novela se lee la sinopsis:


“A los cincuenta y dos años, David Lurie tiene poco de lo que enorgullecerse. Con dos divorcios a sus espaldas, apaciguar el deseo es su única aspiración; sus clases en la universidad son un mero trámite para él y para los estudiantes. Cuando se destapa su relación con una alumna, David, en un acto de soberbia, preferirá renunciar a su puesto antes que disculparse en público. Rechazado por todos, abandona Ciudad del Cabo y va a visitar la granja de su hija Lucy.


Allí, en una sociedad donde los códigos de comportamiento, sean de blancos o de negros, han cambiado; donde el idioma es una herramienta viciada que no sirve a este mundo naciente, David verá hacerse añicos todas sus creencias en una tarde de violencia implacable.”


David el protagonista nos llevará de la mano, nos revelara la apacible vida campesina pero a la vez, las normas invisibles, silenciosas con las que ha decidido vivir Lucy, su hija.

En realidad son dos novelas. La historia del profesor David Lurie, preámbulo para presenciar la tragedia de Lucy y pretexto para reflexionar acerca de los actos de violencia contra la mujer.


Coetzee, nos invita a sentir a viva piel la narración de acontecimientos que no dejarán indiferente al lector. Los hechos le permitirán comprender que la violencia de género es aceptada por víctima y victimarios, en sociedades ancladas a la tradición y el subdesarrollo.

Admirable la resiliencia con que la novela cierra. Se podría afirmar que mucho del alma africana se refleja en esta obra: silencio, impotencia y resignación.

Título: Desgracia
Autor: J.M Coetzee
Editorial: Debolsillo
Año: Cuarta Edición. Marzo, 2004
Páginas: 271

domingo, 28 de febrero de 2016

La muerte de Ivan Ilich

Silogismo: «Cayo es un ser humano, los seres humanos son mortales, por consiguiente Cayo es mortal» 

Ivan Ilich, es un burócrata, juez de un tribunal provincial, hombre intachable, vive para su trabajo y se procura una buena posición social. Casado y padre de una hija adolescente.

La vida de Ivan Ilich avanza bien, ha logrado una carrera exitosa en la jurisprudencia, ascendido a juez de tribunal lo que le garantiza una casa más amplia, vida de comodidad económica y respeto de sus subalternos, así como el reconocimiento social.

Ivan Ilich, juez, máxima autoridad del Tribunal, un ganador. 

Sin embargo, los seres humanos tendemos a olvidar que la vida no es una ganancia eterna, sin fin. En algún momento, aquellos que nunca han perdido o han tenido pérdidas insignificantes, van a perder, perder en grande.

Es imposible vivir sin fallar en algo. A no ser, que se viva con tanto cuidado que en verdad no se viva y se requiera de una bofetada de la vida para despertar y empezar a vivir.

La novela comienza con la lectura del periódico en el Tribunal por amigos y compañeros de trabajo, allí, se indica que Ivan Ilich a los 45 años de edad a muerto.

La vida de Ivan Ilich había sido una constante de paciencia y dedicación, una vez casado, los celos de su esposa los logra superar por esa disciplina y dedicación a su oficio. No se amarga, olvida las escenas de celos y reclamos, gracias a su ejemplar dedicación laboral.

Luego de 17 años de matrimonio y una temporada de decadencia pues hacia bastante tiempo no lograba un cargo burocrático que sumara a su economía. Llega el nombramiento a juez de Tribunal.

Con el ascenso llega un extraño dolor en el costado. Causado, posiblemente, por una caída ocurrida instalando una cortina en la nueva mansión. Dolor que lo consume, poco a poco

Ivan Ilich, luego de tres meses de enfermedad vio que se moría y su desesperación era constante: 

"volvió al silogismo aprendido en la Lógica de Kiezewetter: «Cayo es un ser humano, los seres humanos son mortales, por consiguiente Cayo es mortal» ¿Acaso Cayo sabía algo del olor de la pelota de cuero de rayas que tanto gustaba a Vanya? ¿Acaso Cayo besaba de esa manera la mano de su madre?  ¿Acaso el frufrú del vestido de seda de ella le sonaba a Cayo de ese modo? ¿Acaso se había rebelado éste contra las empanadillas que servían en la facultad?.

¿Acaso Cayo se había enamorado así?

¿Acaso Cayo podía presidir una sesión como él la presidía?"

Cayo era efectivamente mortal y era justo que muriese, pero «en mi caso -se decía-, en el caso de Vanya, de Ivan Ilich, con todas mis ideas y emociones, la cosa es bien distinta. y no es posible que tenga que morirme. Eso sería demasiado horrible».

Así se lo figuraba. «Si tuviera que morir como Cayo, habría sabido que así sería; una voz interior me lo habría dicho; pero nada de eso me ha ocurrido. Y tanto yo como mis amigos entendimos que nuestro caso no tenía nada que ver con el de Cayo. ¡Y ahora se presenta esto! -se dijo-. ¡No puede ser! ¡No puede ser, pero es! ¿Cómo es posible? ¿Cómo entenderlo?»

Con la comprensión absoluta del silogismo, la vida de Ivan Ilich, se transforma. Comprendió que la vida no era eterna y que era igual a Cayo y que al igual que Cayo podía sentir dolor.

León Tolstoi, autor de la Muerte de Ivan Ilich, hace una crítica a esa sociedad falsa en la que la vida de tantos Ivan Ilich se mueve.

Desde la primera página se percibe el ambiente social con el cual convivio Ivan Ilich:

"... al recibir la noticia de la muerte de Ivan Ilich lo primero en que pensaron los señores reunidos en el despacho fue lo que esa muerte podría acarrear en cuanto a cambios o ascensos entre ellos o conocidos".

La familia y el médico le ocultan la verdad acerca de la muerte inminente. Ivan Ilich, se vuelve huraño, solitario. Ivan Ilich, es ahora un fastidio, una carga para la felicidad de su esposa e hija.

Ivan Ilich, comprende el sin sentido que fue su vida y ante tal crisis recuerda la mejor etapa de su vida: la infancia

Ivan Ilich ha muerto, luego de tres días de agonía.

La última batalla del guerrero sobre la tierra está garantizada: será una pérdida.

En verdad vive, usted, querido lector ¿para usted o vive la vida de otros?. Ha pensando en que al igual que Cayo e Ivan Ilich, también es un ser humano. 

Por un momento, se ha detenido al igual que Ivan Ilich a pensar en el Silogismo lógico de Kiezewetter.

León Tolstoi en esta obra coloca en escena la hipocresía que solo puede conocer el ser humano en momentos de crisis.

En tanto todo vaya bien y la suma siempre dé como resultado ganancias materiales, muchas palmaditas en el hombro, muchos abrazos y felicitaciones.

Se ha preguntado qué pasaría si un día su vida cae en desgracia. Tal vez, ese día el velo que cubre sus ojos caiga y al igual que Ivan Ilich dialogue con usted mismo y se de las respuestas que, de otra manera, jamás hubiese podido responderse.

¿Si volviera a vivir que cambios tendría el valor de hacer en su vida? ¿Volvería a vivir la vida que hasta hoy ha llevado?. Recuerde, el dolor es inherente a la vida y tarde o temprano tocara a su puerta.

"Ivan Ilich veía que se estaba muriendo y se encontraba sumido en constante desesperación.
-¿Qué necesitas?- fue el primer concepto claro, capaz de ser traducido a palabras, que escuchó.
¿Qué necesitas?¿Qué te hace falta? se repitió.
-No sufrir"

Leer la muerte de Ivan Ilich es contestar el planteamiento lógico de un silogismo, con dos únicas respuestas posible: la muerte y el dolor como constante latente del acto de vivir.

La diferencia tal vez, radique en cómo o de qué manera Cayo vivió hasta el día de su muerte. Vivir, sentir, vivir, no aguantar la vida... sino vivir.

Título: La muerte de Ivan Ilich
Autor: León Tolstoi
Editorial: Juvenil
Páginas: 134

miércoles, 3 de febrero de 2016

La casa del silencio

La casa del silencio del premio nobel Turco, Orhan Pamuk, plantea la convivencia entre dos mundos: el premoderno y el moderno.

La valía de la religión, las creencias, las costumbres y las tradiciones familiares de crianza de Fatma, educada con principios y valores del puritanismo se casa con un joven, Sadam, que representa la modernidad: el desarraigo de las tradiciones, el libre pensamiento, la ciencia como eje central de la vida.

La novela inicia con Fatma, anciana, esperando la visita de los nietos en una inmensa casa cuyo mayordomo es el enano Recep.  

Sadam, ha muerto. La novela, en las primeras páginas, centra la atención en la personalidad del enano Recep y de Fatma encerrada en su habitación viviendo de los recuerdos de lo que fue su vida desgraciada de matrimonio.

Las joyas de Fatma, regalo de su familia, y de las que tuvo que desprenderse para sostener el hogar y matrimonio son una constante del recuerdo a lo largo de la novela.

Los nietos que finalmente llegan, llegan con las costumbres de la modernidad a una casa donde la abuela convive con el pasado, con los recuerdos, los odios y rencores causa de la imposibilidad de entender las acciones y pensamientos de un demonio de marido anclado a la modernidad.

La novela se matiza con las voces, acciones y relatos que cada uno de los personajes muestra: Faruk, Recep, Fatma, Sadam y Metin presentan al lector la Turquia, de los utranacionalismos y las tradiciones. La Turquia de los jóvenes que apropian y viven con la cultura norteamericana.


Fatma, esboza con sus palabras, pensamientos y acciones las razones del choque de dos culturas que se niegan a dialogar.

Occidente quiere imponerse a Oriente desconociendo la importancia de las tradiciones culturales del mundo oriental.

Los secretos familiares se van develando. El enano Recep y su hermano Celatim, son hijos bastardos de Sadam fruto de la relación con la criada enana que llega a servir a la casa.

Fatma ha presenciado como su esposo alcohólico y de profesión medico durante su vida a intentado escribir una enciclopedia para ilustrar al mundo oriental acerca del conocimiento que posee el mundo occidental. 

El menosprecio de Sadam por las tradiciones turcas considerando ignorantes a los turcos hace que Fatma viva en su propia casa como un fantasma, asumiendo el papel de mujer sumisa para el cual fue educada.

“¡Dios es solo una idea con la que juega la metafísica! Así pues, en nuestro mundo de peras y manzanas y Fatmas, lamentablemente, no hay lugar para Dios…Ja, ja,ja ¿Entiendes Fatma? ¡tú Dios no existe ¡”

El menosprecio de Fatma por las creencias modernas del esposo hace que su hijo no tenga una idea de quién o qué pensaba su padre, pues Fatma quema la amenaza moderna de conocimiento considerada obra del demonio.

“Empuje lentamente la puerta y los ví, tirados por todos lados, tumbados insolentes en las mesas, sobre los sillones y las sillas, en las baldas de los armarios, en los cajones, sobre los libros y dentro de ellos, en el suelo, en las ventanas: papeles y más papeles, papeles escritos, con dibujos, montones de papeles. Abrí la enorme portezuela de la estufa negra y comencé a apretarlos en su interior”

Orhan Pamuk, amado y odiado por sus conciudadanos Turcos presenta desde una crónica familiar los cambios y transformaciones que sufre el encuentro entre dos mundos con creencias religiosas distintas, con costumbres culturales que solo pueden ser asimiladas si se toma la molestia de documentarse, aprender al respecto, para entender desde dónde habla el otro, los otros.

La casa del silencio es una hermosa novela recomendada para quienes quieran entender la premodernidad en que habita oriente. La novela permite deleitarnos con párrafos muy poéticos:

“Luego abríamos la ventana para que entrara el aire puro y se fuera el viciado, para que se alargaran hasta el interior de la habitación las ramas verdes del jardín de Nisantasi y salieran mis sueños. Porque a veces, después de despertarme me daba la impresión de que mi sueño seguía fluyendo por sí solo a partir de donde nos habíamos separado. Quizá ocurra lo mismo al morir: mis pensamientos vagan por la habitación, dan vueltas arrastrándose por el interior de mis cosas , entre las contraventanas fuertemente cerradas y por la superficie de mi cama, de las paredes y del techo y cuando alguien entreabra la puerta le parecerá ver en el aire la sombra de mi pensamiento”  

Titulo: La Casa del Silencio
Autor: Orhan Pamuk
Editorial:De Bolsillo
Páginas: 378

lunes, 16 de noviembre de 2015

¿Por qué capturar a los autores intelectuales de los ataques a Paris, la noche del viernes 13 de noviembre, del 2015, es más difícil, que capturar delincuentes o bombardear y capturar guerrilleros?.


Imagine, por un momento, que cada uno de los puntos del diagrama de red, arriba expuesto, es un militante de un grupo terrorista, imagine que las lineas son comunicaciones entre los integrantes, hay militantes (puntos) con mayor concentración de comunicaciones y hay militantes con mínima conexión o casi aislados del diagrama de red principal.

Las células terroristas de ISIS del estado Islámico (ISIS, en ingles) operan bajo el mismo principio de la Network, la red. Hablamos de insurgencia en red. Hablamos de Netwars, guerras en red.

No se logra llegar a los autores intelectuales porque el principio bajo el cual operan las células terroristas es el mismo principio de red. Se asocian creando y estableciendo vínculos como si fuesen redes sociales, tipo: Facebook, twitter, LinkedIn o cualquier otra aplicación tecnológica que permita crear comunidades.

Las redes sociales se pueden comparar con la red del pescador, tiene nudos, en los cuales confluyen dos o más cuerdas que se anudan para salir hacia otro nudo y, de esta manera, se va tejiendo la red para pescar.

En las redes sociales, en la web, esos nudos, se llaman nodos y son una o varias personas que se agrupan en nodos, entonces, un nodo puede ser un área de conocimiento, idea, filosofía, ideología o afinidad que agrupa, y a su vez, estos nodos se interconectan con otros nodos, de acuerdo al tema o interés que los convoque, creando la Network, la red social, la red virtual, la comunidad virtual.

Los nodos varían de tamaño y de conexiones de acuerdo a la cantidad de líneas que los interconectan, mejor, la cantidad de información que emiten y reciben.

La lucha en el mundo de las redes sociales es por ser el nodo con mayor cantidad de conexiones,  ser el nodo más grande, es decir, tener más interacción (contactos, información) que los nodos pequeños. De hecho, así funciona la web o las células del cuerpo humano, las cuales forman tejidos, gracias a esas interconexiones entre nodos. De allí la analogía de 'célula' terrorista.

Las células terroristas de ISIS operan bajo el mismo principio de la creación de redes sociales virtuales. La diferencia radica en tres aspectos:

1. Esas células terroristas crean ‘cuerpos’ (redes) sin un mando central o cerebro. Cada célula opera por sí misma, es decir, son redes descentralizadas, autónomas, con mínimos grupos armados tipo Comando ( recuerden las películas de Arnold Schwarzenegger, los boinas verdes eran un comando y los dirigia Schwarzenegger) En estas células no hay un líder que dirija o controle las acciones, cada célula es autónoma, es decir posee la libertad de realizar el ataque que le parece aporta a la causa. 

Por eso, en el diagrama, arriba señalado, algunos militantes aparecen con mínima o ninguna conexión con el centro de la red, esas son las células sin mando central.

2. Operación Swarming cuya traducción del inglés al español  es pulular o enjambre: conducir un enjambre llevando unidades separadas desde diversos sitios hacia los objetivos, esa fue la estrategia de los tres aviones el 11 de septiembre, en este caso la palabra correcta es pulular, Y esa fue la estrategia utilizada en Paris, se produjeron ataques en seis lugares distintos, de manera simultanea: Uno se llevó a cabo en el teatro Bataclan, el segundo ataque se ejecutó en Bichat frente al restaurante Petit Cambodge, el tercero en el 10ª distrito, el cuarto en la calle Charonne, el quinto en el distrito 11ª, frente al bar La Belle Equipe y el sexto en la Avenue de la Republique. Según lo informado en la página de CNN Español.

3. Las células terroristas forman, lo que se conoce como redes libres de escalas; se llaman de escalas porque algunos nodos, en este caso a esos nodos los especialistas en terrorismo los llaman HUBS, traducción de Nodo en ingles, (Nodos hiperconectados o nodos con alto flujo de concentración de vínculos) están altamente conectados, es decir, tienen muchas interconexiones con otros nodos, en tanto que otros nodos, de la misma red, es mínimo el grado de conexión o es muy bajo o nulo.

Esas características hacen que sea imposible detectar la mente, el cerebro, el autor intelectual de los atentados terroristas. 

Se puede capturar a los militantes, en otras ocasiones, estos, se inmolan, se suicidan.

Capturar al autor intelectual es casi imposible o tardan años como ocurrió con la captura y muerte de Osama Bin Laden. Diez años para capturarlo. Motivo: estaba aislado,  era un nodo aislado la comunicación era mínima, casi nula y aún así la red terrorista podía seguir operando. ¿Por qué? porque no operan bajo ordenes directas, no hay jerarquía de mando, no hay operaciones tipo Comando.

Las células terroristas son autónomas para gestionar recursos y llevar acabo operaciones.

Nodos solitarios realizan ataques terroristas sin conexión aparente de cercanía con el medio oriente como el realizado por Martin Couture Rouleau (Canadiense), en octubre de 2014, contra dos soldados canadienses. Este joven de 25 años se había convertido al Islám y al parecer no tenía vínculos o comunicación con célula alguna de terrorismo del ISIS.

Concluyo con otra analogía. Una hamaca se teje con el mismo principio de la red del pescador, con la diferencia que en la parte donde, la hamaca, se va a anclar a la pared las cuerdas y nudos se apiñan creando una casi única y gruesa cuerda que le da la fortaleza a la estructura y sostiene el peso colocado en la hamaca.

Ubicar y soltar un nudo y en la parte donde el tejido de la hamaca es menos tupido o denso es fácil. Difícil, es ubicar o rastrear un nudo específico donde la hamaca apiña sus conexiones, esos son los nodos HUBS y allí están los actores intelectuales.

De esos nodos hiperconectados sale la idea, el discurso para llevar acabo la acción terrorista. El discurso no es directo, no incita a llevar acabo una acción, tan solo, plantea circunstancias, rememora acciones y de manera casi 'inocente' indigna a los militantes incitándolos a tomar represalias.

El flujo de comunicación permitido por la conexión de la red virtual terrorista suma recursos, ideas, estrategias y la operación se lleva a acabo por una red aislada de la red principal, es decir, nunca hay una orden directa, una fecha para llevar acabo la operación terrorista por parte del autor intelectual.

Que el ataque terrorista sea exitoso, no importa, lo importante es atacar un lugar simbólico, representativo para dar un mensaje contundente: ´no están a salvo, los podemos atacar cuando queramos, el sistema es vulnerable.´

Resultado: pánico y miedo en las víctimas del atentado y en las ciudades del mundo pues queda demostrada la vulnerabilidad.

Esto despierta el sentido de desconcierto e impotencia en los organismos de seguridad, pues por el mismo principio descentrado de acción en red, es muy difícil predecir dónde será el próximo ataque.

El terrorismo cumple a cabalidad el objetivo: aterrorizar, sembrar miedo, pánico